jueves, 14 de febrero de 2013

Puedo entregarme a ella (Yosano Akiko)

puedo entregarme a ella
en sus sueños
murmurándole sus propios poemas
al oído
mientras duerme a mi lado

¿será porque siempre anhelas, corazón,
que siempre enciendo una lámpara
en el naranja del ocaso?

dulce y triste
como un amor sobrecogido
por largos suspiros
de lo profundo de un sauce
poco a poco
va saliendo la luna

la tierra parece
una magnífica
flor de loto
cuando el sol se alza
sobre el paisaje nevado.